Genios Televisión: Disfruta nuestra señal en vivo las 24 horas del día

Según confesión de autor del crimen, alias “Mono Cirilo”, quien asegura que actuó bajo órdenes de Mender Pinzago Dahua

S/ 1,500 habría costado asesinar al Fiscal Caro

 

Moyobamba. Tras la captura de los presuntos implicados en el asesinato del extinto fiscal, Fermín Alberto Caro Rodríguez, se viene esclareciendo respecto a los autores materiales e intelectuales de este hecho de sangre.

Según las investigaciones  de la Fiscalía Especializada en Crimen Organizada- FECOR, los principales autores serían Mender Pizango Dahua  y Sinddy Patricia Rojas Fatama (a) “La Patrona”, accionista de la discoteca “Caffe Rumba”.

Para lograr a identificar a los presuntos involucrados del asesinato, la Policía y el Ministerio Público intervino a quien sería el autor material, es decir, quien apretó el gatillo para ultimar a Caro Rodríguez, se trata de Cirilo Muñoz Sánchez (42) (a) “Mono Cirilo”. Dicho sujeto confesó  al detalle cómo sucedieron los hechos, dijo que conoció a Mender Pizango Dahua un año antes que asesinaran al fiscal, en un bar del A.H. 2 de Junio, desde entonces entablaron amistad.

Según su versión, en el mes de noviembre del 2016, unos tres días antes del asesinato del fiscal, Pizango Dahua, le llamó por teléfono para pedirle que le realice una carrera y lo llevó por la punta de Tahuishco, posteriormente a su casa ubicada en el sector Bella Aurora. Lo mismo hizo al día siguiente pero esta vez pidió que lo lleve al bar “Tributos”, en donde se pusieron a libar cerveza, desde las 06 de la tarde hasta las 08:30 de la noche, teniendo como tema de conversación asuntos personales, pero aun no le decía lo que tenía planificado realizar.

Luego, el día 25 de noviembre del 2016, aproximadamente a las 7:30 de la noche se fueron a una pizzería ubicada en el Jr. Independencia y Varacadillo, ahí Mender Pizango llamó a una tercera persona que llegó en un motocar, y cuando le preguntó porque no se van a otro lugar, Pizango Dahua respondió que quería ver algunas cosas desde ahí, permaneciendo en dicho lugar hasta las 08:30 de la noche, posteriormente las tres personas fueron a otro lugar para continuar bebiendo.

Al siguiente día, el día que ocurrió el asesinato del fiscal Caro Rodríguez, Muñoz Sánchez afirma que fue interceptado por Mender Pizango y que éste le hace ingresar a su domicilio donde se pusieron a conversar, ahí es cuando le indica: “Hay unos muchachitos que les he dicho que me hagan un trabajo”, Cirilo le preguntó de qué se trata, a lo que él respondió diciendo: “Yo quiero hacer una vaina, quiero tumbar a un abogado”, sin indicar nombre, ofreciéndole pagar mil 500 soles, a lo que Cirilo Muñoz le respondió diciéndole “ya, yo le hago dame el arma”, cuando dijo eso Pizango Dahua llamó a una persona de nombre “Jorge Luis”, con quien se pusieron a conversar por un breve lapso, pero antes de que Cirilo se retire Mender Pizango, le afirmó diciéndole que “esto va ser hoy día”, por este motivo Muñoz Sánchez, retornó a la casa de Mender a las 06:00 de la tarde, donde lo encontró junto a Jorge Luis, con quien se fue a realizar el reconocimiento del lugar donde iba a cometerse el asesinato, primero se fueron por la Pizzería del Jr. Independencia y por la casa del Fiscal Fermín Alberto Caro Rodríguez, donde Cirilo le preguntó a Jorge Luis, quién era la víctima, y él solo respondió que era una viejo que iba a llegar en una camioneta cerrada a guardar su vehículo en el interior de dicha cochera, luego que hicieron el reconocimiento retornaron a la casa de Pizango Dahua, donde Muñoz Sánchez no estuvo de acuerdo que Jorge Luis sea el que conduzca la motocicleta que iba a ser utilizada para dicho asesinato, motivo por el cual le pidió que le llame a Darío Orosco López, para que se encargue de conducir la motocicleta para salir del lugar.

Luego de visualizar al objetivo, Muñoz Sánchez, se fue caminando por la vereda, quien aprovechando que el indicado Fiscal había estacionado y descendido de su vehículo, le propinó tres certeros disparos que le ocasionaron la muerte, luego de ello huyeron en la misma motocicleta hasta la casa de Mender Pizango Dahua, donde se pusieron a libar seis cervezas, y al termino de ello Cirilo se retiró a su domicilio ubicado en la A.V. 5 de Diciembre – Moyobamba, de donde salió nuevamente a trabajar en su motocar hasta las 02:00 de la madrugada del día siguiente.

Asimismo manifestó que el pago pactado de los mil 500 soles que le había ofrecido Pizango Dahua, por dicho asesinato, no se cumplió en su debida oportunidad, por lo que le exigía al antes citado que le cancele dicho compromiso económico y como no había dinero Mender le indicaba que Sinddy Patricia Rojas Fatama, no estaba cumpliendo con el compromiso, quien supuestamente era la autora intelectual de este asesinato, dinero que le fue pagado con retraso y en partes, e incluso Mender se había comprometido en abonarle otra suma de dinero, la cual no se llegó a concretar por cuanto este fue capturado y detenido por la Policía en el mes junio del presente año, con quien se comunicaba constantemente vía telefónica incluso antes de ser detenido.

 

Foto: Delincuente Mono Cirilo

Comentarios

comments