Vigilante tuvo una vida trágica - Geniostv.pe

Vigilante tuvo una vida trágica

Quedo huérfano a los tres años luego que el terrorismo asesinaron a sus padres

Moyobamba. El vigilante de la empresa Irsa Norte que murió a manos de los delincuentes en el peaje de Moyobamba producto de un asalto, tenía una vida trágica desde su infancia y que le marcó en su corta vida de 25 años.

Según versiones de sus familiares, Segundo Cenepo Púa, natural del centro poblado mayor de Yumbatos, distrito de Caynarachi, provincia de Lamas, trabajaba desde hace 09 años para la empresa; él fue trasladado hace 11 meses a la ciudad de Moyobamba para prestar servicio en la garita de control del peaje, tenía amplia experiencia en el manejo de armas, sin embargo cayó abatido en manos de una maldita banda de delincuentes.

La vida trágica del vigilante marca desde que tenía 03 años de edad al quedar huérfano de sus padres, quienes murieron al mismo tiempo a manos del terrorismo, desde entonces sus abuelos lo criaron y educaron.

Al llegar la mayoría de edad empezó a buscar trabajo para mantener a sus abuelos, y tuvo la oportunidad de trabajar como vigilante, años más tarde formaliza su relación de pareja y ambos procrean un hijo que en la actualidad tiene 03 años de edad que queda en la orfandad paternal.

Su esposa y familiares llegaron a Moyobamba tras conocer de este lamentable hecho, donde dramatizaron escenas de dolor al conocer que perdieron al ser que mantenía a toda la familia; por eso solicitaron a las autoridades que su crimen no quede impune y se castigue a los responsables con todo el peso de la Ley. (R. Chumbe)

Foto: Vigilante tuvo una vida trágica